El último Elvis revive en una voz platense: John Mc Inerny

La opera prima de Armando Bó Nieto se estrenó en abril de 2012.  Un día antes del estreno del tráiler, en octubre de 2011,  el cantante, guitarrista y protagonista del film John Mc Inerny ,cuenta cómo fue participar del film producido por Rebolución, K&S Films y Anonymous Content. Acompañado por Griselda Siciliani y Margarita López, John encarna un hombre común que “vive en un olvidado barrio de Buenos aires como si fuera la reencarnación de Elvis Presley”, explica la sinopsis oficial.

Imagen

Rebolución, la productora nacida en 2006, cuenta con dos amantes del cine: Armando Bó y su padre Victor, quienes junto a K&s Films – productora nacional fundada por Oscar Kramer y Hugo Simany- y a Anonymus Content -a la que pertenece Alejandro González Iñarritu colaborador y amigo de los Bó- dieron vida a “El Último Elvis”. Este personaje es protagonizado por un arquitecto y profesor de la UNLP, que hace  años rinde tributo al Rey,  y que fue premiado en 2009 por la BBC de Londres como el mejor en Latinoamérica, Elvis Vive sin duda en la voz de John Mc Inerny.

En su apacible casa en la localidad de Gonnet, con una tranquilidad que lo caracteriza, el cantante explicó como lo eligieron para protagonizar este drama con toques de musical, y encarnar a Carlos Gutiérrez, quién ha llegado a los 42 años, edad en la que su ídolo murió, y se encuentras en la encrucijada de decidir cuál será su propio destino.

“Me vieron en un show en Capital Federal en agosto de 2007.  Ellos ya estaban trabajando con este guión de la película, con un actor conocido. Ese día me contrataron para la fiesta de fin de año de la productora Rebolución. Ahí me explicaron más o menos como era el guión y me preguntaron si  podía ser el coach del actor, con lo que le dije que sí, que para mi era un honor.”

El actor elegido anteriormente era Ricardo Darín, sin embargo, después de un año de dilaciones… “A principios de 2009 me llaman para actuar yo en un tráiler, cosa que me llamo mucho la atención, lo filmamos todo un día en la Boca y luego se pasó en el festival BAFICI, y le fue muy bien”, explicó John.

BAFICI, (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente) desde 1999 se consolidó como uno de los festivales más destacados del mundo y sobre todo de América Latina, un vehículo de  promoción fundamental, sobre todo para nuevos talentos, pero también para directores consagrados.

“A partir de ahí me confirman como el protagonista y comienza un diálogo constante con ellos. Todas las semanas ellos venían, yo iba, porque se hizo casting de actrices, entre ellas me acuerdo haber estado con Elena Rogers, previo a lo que fue Elena Roger con Piaf, que tuvo mucho éxito”

Su perro Clapton lo mira atento mientras  cuenta que su participación en los castings se debía – prosigue-  a que es necesario observar como quedaba en pareja con las actrices, el feedback, y también con las nenas, para saber quién sería finalmente su hija, papel asignado a Margarita López.

En 2010 decidió mudarse a Capital Federal, durante los cuatro meses y medio que duró la grabación de la película, pero lo mantuvo en secreto, “Me parecía todo tan grandilocuente que  no comenté a nadie todo esto, me la jugué de cayetano porque era muy loco todo”, comentó.

Su personaje es un fanático de Elvis, un trabajador, con algunas falencias económicas y afectivas, pero que trata de vivir como su ídolo a pesar de todo. Lo que más ama es ir a tocar, y a su hija a quien llama Lisa Mary. De la misma manera que llama Priscila a su ex mujer, intentando asemejar lo que más puede dos realidades opuestas.

“En muchas cosas me sentí identificado con el personaje, aunque me costó interpretar el libreto, ser natural, eso lo trabajé mucho con mi coach, Maricel Álvarez, quien me enseñó toda la metodología de los actores. Pero ya  a lo último uno te das cuenta, a medida que pasa el tiempo y te indican las cosas, por donde va, te vas dando cuenta si te salió bien, si te salió convincente, si fuiste vos o no” y  opinó, “Creo que actuar es como ser un buen mentiroso y si no te crees lo que estás haciendo, no te cree nadie”.

Las escenas dramáticas fueron las que más le costaron, según afirmó, y las que más disfrutó fueron esas en las que las risas inundaron el set “parte de los chicos de Elvis Vive están en la película, y en los shows estaban los extras, que son una manga de atorrantes, decían cosas y por ahí yo les respondía, fue una experiencia increíble”,  dijo entre risas.

John nunca había actuado antes, ni tampoco imaginó que lo iba a hacer, “me costó, eso sí, la primera semana uno está con todas las pilas, aunque se manejan horarios difíciles. Una cosa es verlo sentadito acá, tomando una cerveza en el sillón, y otra cosa es laburar ahí, por ejemplo, me pasaban a buscar a las 6 de la mañana y volvía a las 3 a.m.”  explicó, “ Te matan también los tiempos muertos, porque cuando cambias de traje, y los técnicos cambian la luz, vos estás por ahí una hora, dos horas, que vas al buffet, tomás un cafecito, tratás de dormir un rato si hay un lugar”  y agregó “Llegás a tu casa y no sabés si estás enfermo, alegre, triste preocupado, si es de día o de noche, no podés dormir, todavía estás con la adrenalina, es un laburo complicado”.

Aunque subrayó que los Bó son macanudísimos y muy buenas personas, resaltó también que el talento se debe, en parte, a la minuciosidad que tenían a la hora de realizar el trabajo: “Armando es muy obsesivo del laburo, repite  hasta el cansancio las tomas, y puede ser que después de la número 24, decís ¿para qué quiere más?,  y después te das cuenta que busca la excelencia”.

La película se filmó en Avellaneda, en Capital Federal,  en los Estudios Baires en Don Torcuato, y se terminó de rodar en la Mansión Graceland, donde vivió sus últimos minutos el Rey del Rock.

La primera vez que John fue a Memphis fue en 1983, cuando estaba cursando la secundaria, en ese entonces “estaba todo igual a como lo dejó Elvis, había lugares a los que no podías entrar , no había museo de nada… pero en las sucesivas veces que fuí, se convirtió en  Disneylandia, ya es algo totalmente increíble”, contó John con un dejo de tristeza, “ ahora hay un tour V.I.P que recorre dentro de la mansión más lugares, te llevan por todo el verde de atrás y los galpones de los caballos. Es como  que  tratan de sacar más guita de cualquier manera”.

Precisamente Walt Disney Pictures ya compró la película y eso, sumado a las negociaciones con INCA (Instituto Nacional de Cine y Artes visuales) retrasa cada vez más el estreno. Además se busca la fecha adecuada para poder competir en los distintos festivales mundiales, el primero en presentarse será probablemente el de Berlín.

Todos los films intentan dejar un mensaje, que en definitiva queda a libre interpretación de cada uno, para el Elvis platense “el personaje no traiciona su forma de ser, el loco sigue con  la idea fija que tiene desde un principio, a pesar de todas las vicisitudes y las cuestiones en contra que le van surgiendo, es él mismo hasta el fin, lo podes tomar o no, pero no engaña”

Tributo

Desde su infancia John Mc Inerny es admirador del Rey, en parte debido a la influencia de su padre: “Mi viejo tenía una colección de discos de vinilo muy importante con música de Johny Cash, Frank Sinatra, Bing Crosby y también había discos de Presley”, recordó. Fue eso lo que lo llevó a partir de 2006  a la necesidad de plasmar todo su conocimiento en un tributo, pero uno en serio “sin ninguna intención de ganar plata, solamente me parecía que Elvis acá en el país, se merecía un buen homenaje, no cosas medias paganas que a mi no me gustan. Así nació la idea de hacer Elvis Vive”.

A diferencia de otros imitadores que se pierden intentando copiar el baile, la sensualidad o el look de Presley, John  se centra específicamente en la música, su voz emociona y transmite mas que unas patillas postizas. La primera actuación de la banda se realizó en Capital Federal en mayo de 2006 y a partir de allí comienzan las actuaciones periódicas, destacándose la participación en el San Pedro Country Músical Festival.

Elvis proveniente del Sur de los Estados Unidos, logro unir un abanico de ritmos, es por eso que se genera una especie de simbiosis entre fanáticos del rock, rockabillys, y también gente del  country, “Conocí a Johnny Cash” contó Mc Inerny, “fue en enero del ‘80. Fui con mi viejo y mi hermano a Florida. Mi viejo era un fanático del country y yo me re enganche con eso.”

A continuación explicó, “verlo en vivo significó mucho para mi, y además tengo el autógrafo”. Se levanta orgulloso y vuelve con un librito plateado donde en negro se estampa la firma de uno de los máximos representantes del género, y prosiguió “termina este muchacho de hacer el show y se va al borde y empieza a dar la mano, nosotros pasamos unas  747 veces, pero a parte llorando a moco tendido. Nos vería a nosotros y diría estos “locos de mierda”, pero fue una cosa increíble, fue un momento glorioso.”

Su padre le enseñó a tocar la guitarra a los 6 años, más tarde sumó el piano y el bajo, compartió escenario con Flavio Casanova, en King Country, banda que funcionaba al mismo tiempo que el tributo. Elvis Vive constituye principalmente la recreación del Elvis de los ‘70. Entre junio y julio de 2007 grabaron “Breaking Hearts“, álbum que incluye temas clásicos, y un  tema propio. En 2009  grabaron “The last Mont”, por el que fueron premiados por la BBC de Londres como mejor tributo.

Coleccionista de guitarras, y amante de los autos antiguos, no tiene cuadros en las paredes de su casa, ni discos originales de Elvis. ¿Por qué? Cuando algo realmente te gusta no tiene explicación: “Si te llega, te emociona, te genera algo, cuando llegás a tu casa cansado, seguramente vas a algo ¿por qué vas a eso? … porque te hace sentir bien. Cuando estoy mal me tira para arriba, cuando estoy bien me tira más para arriba, te pasa por una cuestión de piel, te sentís identificado por cómo vivió, cómo murió o lo que dijo,  por eso eligí a Elvis.”

dfgf

Elvis por John

“El rey se divide en tres etapas: En los ‘50, el  tipo tenía el diablo metido en el cuerpo, ahí se transformó en el “Rey del Rrock and Roll” y  le quedó para toda su vida. 

En los ‘60 fue una etapa de cine, con peliculas, dos buenas: King Creole y Lovemetender, alguna regular y después muy malas, porque se dedicó solamente a hacer plata.

En los ‘70 un rockero, hizo giras por todo Estados Unidos, es más. él muere el 16 de agosto del 77, al otro día arrancaba una gira nueva. 

Elvis no se limitó a hacer Rock and Roll, el  loco es sureño,  de Tupelo, Mississippi, donde tenés la cultura de los lamentos del negro del campo, tenés el blanco con su Country Music, además del Blues, y el Rythm and blues. O sea que salió del lugar donde se generó toda la música popular del siglo pasado, y todavía hoy lidera. 

 Tiene una gran variedad, hace Rock and Roll, hace Gospel, cancionetas napolitanas, Rockabilly, canciones españolas, te canta “my way” y se te caen las medias, y después te hace bailar con Jailhouse  rock.  Elvis fue un talentoso desde el punto que lo mires, revolucionó la música, y el negocio de la música. 

En los ‘80 se asustaban de los punk y él fue a fines de los ‘40,  principios de los ‘50 un precursor, tenías que tener huevos para ser así, ¡y en el Sur!, se animó al jopo, vestido de rosa, una guitarra,  anillos,  con 18 años.

De todas las etapas me quedo con los ‘70 porque en esa época ya era un artista absolutamente maduro, sabía de su poder y lo manejaba, una voz increíble y un gran carisma. Fue un grande, un grande en serio. “

 

25 noviembre 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s